Me siento junto al fuego.

Me siento junto al fuego. Me sirvo una copa de vino. Tinto, obvio. Con días de lluvia sienta mejor. Después de una larga jornada, como cada día, la música es más animada. Cantar, reír un poco. Desconectar al fin y al cabo. Estudiar y aprender algo nuevo, planchar. A veces deporte, pero no es lo habitual. En invierno cuesta más, pero no fallo, menos cuando me rompo algún hueso. Exagero, me encanta. Hoy mi pareja trabaja hasta tarde. El capítulo de Netflix tendrá que esperar.